Haz seguimiento de tus metas y objetivos con Microsoft forms 365 o google forms totalmente gratis

Con el inicio del nuevo año, es frecuente que nos marquemos nuevas metas y objetivos para conseguir a lo largo del año.

Los típicos dejar de fumar, ir al gimnasio, leer más a menudo, y un largo etcétera.

Lamentablemente, es frecuente que muchas de estas metas y objetivos, también llamados propósitos de año nuevo terminen en el olvido durante las primeras semanas de vida de los mismos, normalmente por falta de motivación, pero también por una mala definición de la meta u objetivo a conseguir.

Sinceramente, a mí también me ha pasado, y no pasa nada, forma parte del aprendizaje.

Muchas veces definimos metas y objetivos demasiado ambiciosos, demasiado grandes, y por lo que he aprendido hasta ahora, la psicología asociada a la consecución de metas y objetivos recomienda todo lo contrario, precisamente se recomienda atomizar las metas y objetivos en pasos ridículamente sencillos y alcanzables.

Si una de tus metas es practicar más deporte a lo largo de este año, y no tienes por costumbre hacer ejercicio, no empieces con un objetivo ambicioso como es el de ir todos los días al gimnasio, o salir a correr todos los días porque fracasarás seguro.

Puedes atomizar la experiencia y empezar con algo más suave, fácilmente alcanzable, como por ejemplo ir dos veces por semana al gimnasio durante una temporada, o si tu objetivo final es salir a correr todos los días, empieza por algo tan sencillo como salir a correr un par de veces por semana durante una temporada.

No mires el objetivo a largo plazo, si no a corto plazo, pasos pequeños, fácilmente realizables y alcanzables, el secreto no está en empezar a lo bruto, todo lo contrario, si empezamos a lo bruto, y nos proponemos ir todos los días al gimnasio, es probable que la primera semana lo cumplamos al pie de la letra, pero las semanas siguientes empiecen a aparecer las excusas, ¿te suena?, a mi si. (Que escriba en este blog y te de estos consejos no implica que sea perfecto y no cometa errores, también me equivoco, y precisamente de mi experiencia y aprendizaje salen estos artículos.)

De lo que se trata es de crear el hábito.

Por ejemplo, si tu objetivo final es ir todos los días al gimnasio, como te decía en el ejemplo anterior, puedes empezar por algo tan sencillo como ir una o dos veces por semana al gimnasio, puede parecer ridículo, y lo es, pero de lo que se trata es de hackear y engañar a tu cerebro, y de que poco a poco se convierta en hábito, en rutina y en necesidad.

Cuando te quieras dar cuenta, tu mente te lo pedirá, y si eres constante, te verás aumentando la frecuencia, y en lugar de una vez a la semana, quizá vayas dos, luego tres, y así sucesivamente.

Créeme, te lo digo por experiencia propia. Uno de mis objetivos para este año 2022, es leer mi primer libro en inglés.

Si, ya sé que muchos de vosotros habéis leído mogollón de libros en inglés, pero yo formo parte de esa generación nacida justo después de una dictadura, para la cual el inglés llegó demasiado tarde a las aulas, y posteriormente en el mundo profesional, nunca me hizo falta utilizar el idioma, con lo cual desde que dejé la antigua Enseñanza General Básica, no he vuelto a «estudiar» inglés.

Bueno, temas de idiomas aparte, si yo me he marcado el objetivo de leer mi primer libro en inglés, y no atomizo este objetivo, ¿qué crees que va a suceder?

Pues probablemente lo más seguro que pase es que empezaré muy fuerte y a medida que la motivación se vaya desvaneciendo, empezaré a fallar en el intento de conseguir este objetivo.

¿Solución? Algo tan sencillamente ridículo como leer 5 minutos al día. Puede parecer una tontería, y lo es, pero funciona.

No tengo una fecha concreta y específica para la que he de haber leído el libro, lo único que me he marcado como objetivo es leer el libro, y dedicarle sólo 5 minutos al día mínimo.

Si tuviese una fecha final para el objetivo, sería ponerme palos en las ruedas, ¿que más me da terminar el libro en febrero, que en Agosto? Mi objetivo no es leer un libro en inglés antes de…

Mi objetivo es leer mi primer libro en inglés, por lo que el tiempo que tarde en hacerlo, por ahora es irrelevante.

Cuando ya haya leído varios libros en inglés y este tipo de lectura forme parte de mi rutina, quizá entonces, pueda plantearme leer x libro en inglés antes de x fecha.

Así pues, primera barrera eliminada, no tengo la presión de terminar en una fecha concreta.

A partir de aquí, como decía Bruce Lee, “Be water, my friend”. Se como el agua y adáptate.

Cinco minutos al día está bien, y son fáciles de encontrar, y es mejor cinco minutos que cero minutos, por lo tanto, aunque cinco minutos al día pueda parecer ridículo, es todo un avance y un éxito.

Un 1% de algo puede parecerte una tontería, pero mejorar un 1% cada día sobre algo que quieres mejorar, puede suponer todo un éxito a final de año.

¿Resultado? Pues que cinco minutos es tan sencillo de conseguir, que ahí estoy, leyendo mi primer libro en la lengua de Shakespeare y sin fallar un solo día por ahora.

Dejando de lado los complejos procesos psicológicos y de pensamiento que intervienen durante el proceso de adquisición de hábitos, creo que también es importante hacer un seguimiento del avance y evolución en algún sistema que nos pueda aportar datos sobre cómo estamos evolucionando. Si tenemos datos, podemos corregir y mejorar a tiempo, si no tenemos datos y basamos nuestros avances en suposiciones o intuiciones, podemos equivocarnos y dedicar recursos a un objetivo que estemos llevando bastante bien, cuando otro objetivo quizá lo tengamos más descuidado.

Este año he montado mi sistema de seguimiento de metas y objetivos en Formularios de Microsoft Office 365, lo he hecho en esta plataforma porque como te he contado alguna vez, soy usuario hardcore de Office 365 y tengo montado todo mi sistema en esta plataforma, no obstante, también puedes montar tu sistema en Formularios de Google, el funcionamiento es exactamente el mismo, y el resultado también, además de ser gratis.

Siempre había montado mis sistemas de seguimiento de objetivos en mis gestores de tareas, pero, a decir verdad, yo lo que quiero es medir los avances, y si, tachando y completando tareas también se pueden medir avances, pero yo quería algo más gráfico, más estadístico y más automático.

Avanzar hacia la consecución de mis metas y objetivos, es aplicar ese 1% a diario en las cosas del día a día, ¿de qué me sirve tachar y completar tareas? yo quiero algo más automático, algo que me informe por sí solo.

Por supuesto, también puedes montar este sistema en una hoja de Excel, claro que si y te funcionará genial, yo he optado por montarlo con formularios de Microsoft o Google por su facilidad y poca complicación, además de poder rellenar los datos cómodamente desde el teléfono móvil, obtener estadísticas detalladas a tiempo real sin tener que crear gráficos o manipular un Excel y en última instancia, tanto Microsoft Forms, como Google Forms, registran los datos introducidos en una hoja de cálculo de forma automática, por lo que siempre podrás tener tus registros en Excel para manipularlos y tunearlos con mil y un gráficos. De todos modos, tanto Microsoft Forms, como Google Forms, te dan ya unos gráficos más que válidos para analizar tus avances.

Así que te dejo con un videotutorial que he grabado para enseñarte a montar el sistema de forma totalmente gratuita en Google Forms.

Espero que te guste

Josep Maria Martínez

Consultor especialista en herramientas digitales de Productividad #ClickUp #Asana #Trello #MicrosoftPlanner #MicrosoftTeams #MicrosoftOnenote #MicrosoftSharepoint #MicrosoftToDo #Blogger #Podcaster

Etiquetas:

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.