Cómo no volverte loco teletrabajando

Cápsulas de Productividad

Cómo no volverse loco teletrabajando

Bienvenidos a Cápsulas de Productividad, un Podcast sobre Productividad Personal, Metodologías Ágiles, Liderazgo, Gestión de Equipos, Gestión de Proyectos, Desarrollo y Crecimiento Personal, herramientas, tecnología y francamente, cualquier otro tema que pueda ser interesante.

En este episodio vengo a hablarte sobre algunos consejos para intentar mantener la cordura y la salud mental trabajando desde casa

¿Cómo era tu vida laboral antes de que empezase la pandemia?

Vale, probablemente si ya eras de ese pequeño porcentaje de la población que hacía teletrabajo, apenas hayas notado mucha diferencia.

Pero vamos a centrarnos en ese grueso de la fuerza laboral que tenía que acudir a la oficina todos los días.

Seguramente antes de la pandemia, eras de esas personas que tenía que hacer malabarismos y acrobacias para conciliar vida laboral, vida personal y vida familiar.

A pesar de ello, como es lo que habías hecho prácticamente desde siempre, lo tenías todo bastante controlado, probablemente incluso habías conseguido aplicar unas rutinas….

  • Llevar a los niños al colegio
  • Ir a trabajar
  • Recogerá los niños del colegio
  • Llevarlos a extraescolares
  • Ir al gimnasio…

Dentro del “caos” que podía suponer un día cualquiera en la vida de cualquier persona, había cierto control.

La situación actual lo ha cambiado todo

Probablemente ahora estés haciendo casi los mismos malabarismos que hacías anteriormente, pero de otra forma.

Seguramente estés haciendo teletrabajo.

Si eres de los afortunados que tienen espacio suficiente en su hogar, quizá hasta tengas un despacho dedicado, si no, es probable que te encuentres teletrabajando en el comedor, la cocina o como yo, en la misma habitación en la que duermo.

Si tienes hijos, en el mejor de los casos quizá hayas tenido la suerte de que todavía no los hayan confinado desde que volvieron al colegio.

En el caso de que alguno de sus compañeros de clase haya estado expuesto al COVID directa o indirectamente, te podrás encontrar con que confinen a toda la clase, y por consiguiente que tus hijos estén 15 días en casa contigo.

La incertidumbre o los nuevos entornos VUCA

La situación que vivimos en general escapa a nuestro control, además es compleja, ambigua, volátil e incierta

  • Repunte de casos en muchas ciudades.
  • Incremento de ingresos en muchos hospitales
  • Medidas y restricciones que varían día si y día también.
  • Empresas que cierran a causa de la pandemia
  • Implantación del toque de queda en muchos países
  • Restricciones de la movilidad urbana por municipios, comarcas o provincias

No nos engañemos, todas estas noticias, se plasman consciente o inconscientemente en nuestros cerebros, sumándose al descontrol y desconcierto que vivimos en nuestro día a día.

Por si fuera poco, muchas personas entre las que me incluyo, estábamos deseando como agua de mayo que llegase el teletrabajo, sin embargo, para otras personas el teletrabajo es una fuente de estrés aun mayor que si estuviesen desempeñando su labor en la oficina.

¿Qué nos ha traído el teletrabajo?

Jornadas más largas

Probablemente gracias al teletrabajo, tienes una mayor flexibilidad en cuanto a ubicación y horario.

En función del tipo de trabajo que tengas que desempeñar, una conexión a internet es lo único que necesitas, por lo que puedes desarrollar tu actividad desde prácticamente cualquier lugar.

También dependiendo del trabajo que tengas, puedes adaptarte los horarios, sin tener las restricciones de un estricto horario de oficina.

Evidentemente las situaciones anteriores son posibles en algunos casos de la población, en otros casos la naturaleza del trabajo requiere de una ubicación específica y de unos horarios concretos.

Lo que si está claro es que uno de los efectos secundarios del teletrabajo es que alargamos más las jornadas.

Según un estudio realizado, el 42% de las personas encuestadas, trabajan más horas desde casa que estando físicamente en la oficina.

Reducción de las interrupciones

Uno de los beneficios que ha traído el teletrabajo, es la drástica reducción de las interrupciones.

Cuando estamos físicamente en la oficina, es muy fácil que alguien que pasa por al lado de nuestra mesa nos interrumpa. O que, si la oficina es diáfana y sin paredes, podamos ver al compañero que tenemos delante o al lado, y por ende que un comentario gracioso en voz alta sea motivo de interrupción.

Reducción de la cooperación

Si bien el punto que hemos comentado anteriormente es positivo, la reducción de las interrupciones, este punto es negativo ya que un efecto que ha traído el teletrabajo es la reducción de la cooperación.

Si, el equipo está ahí, a un toque de teléfono o a un click de Teams, Slack o Zoom, pero cooperar o colaborar a distancia da más pereza que si se hace física y presencialmente.

Cuando estamos en la oficina, es fácil comentar un problema o incidencia con cualquier compañero, que, dicho sea de paso, por otro lado, no deja de ser una interrupción como hemos visto anteriormente. No obstante, la cooperación grupal tiene unos beneficios incuestionables, puesto que la visión de otro colega puede ayudarnos a solucionar el problema en probablemente menos tiempo del que tardaríamos si tratamos de solucionarlo por nuestra cuenta.

No obstante, como decía antes, el teletrabajo ha hecho que intentemos resolver las cosas más autónomamente ya que a nivel mental por el simple hecho de tener que descolgar el teléfono, marcar la extensión del compañero o compañera, esperar a que conteste y arriesgarnos a que esté comunicando, hace que se pierda la inmediatez cooperativa que si tenemos en la oficina porque tenemos la “visual” del compañero o compañera.

Puedes vestir como quieras

Aquí mi recomendación es clara. Aunque hagas teletrabajo, vístete. No estés en pijama todo el día.

No hace falta que te vistas de traje y corbata, a no ser que tu trabajo lo requiera y tengas que hacer videoconferencias en las que debas mantener una imagen corporativa.

Pero, en cualquier caso, vístete. Es importante para marcar un límite entre lo personal y lo profesional, aunque físicamente no tengas esta separación.

Autogestión y Autoorganización

Muchas personas tienen dificultades para autogestionarse y autoorganizarse. Son buenas con el trabajo en equipo, pero a nivel individual tienen claras dificultades de autogestión.

Para ello es importante que los miembros de los equipos desarrollen competencias individuales como la productividad y efectividad personal, la autoorganización y la autogestión para poder alcanzar buenos niveles de productividad.

Como hemos visto anteriormente, la cooperación física y visual, se ve resentida con el teletrabajo, por lo que las personas que trabajan bien en equipo, pueden verse afectadas al sentirse “solas” y sin rumbo.

Para ello es fundamental contar con buenas herramientas de trabajo en equipo, herramientas que permitan distintos tipos de comunicación, como la comunicación visual, comunicación hablada y comunicación escrita.

Algunos ejemplos de herramientas son:

  • Trello
  • Asana
  • Slack
  • Teams
  • Zoom

3 Tips para que los líderes puedan apoyar a sus equipos

El éxito de un equipo se debe a las personas, y como hemos visto antes, las personas son miembros individuales con emociones, sentimientos, y problemas reales. Por ello, los líderes de los equipos deben saber empatizar con las personas y ahora más que nunca estar pendientes de ellos para que no tengan esa sensación de abandono.

Claridad en las expectativas

¿Qué esperas de tu equipo?

¿Tienen flexibilidad horaria o por el contrario deben trabajar unas horas concretas y específicas?

¿Qué proyecto o proyectos, tarea o tareas son más prioritarias?

¿Qué requerimientos o necesidades son más importantes para cada proyecto o tarea?

Las respuestas a estas y otras preguntas, no deberían ser un misterio para tu equipo y deberían saberlas desde el principio.

En 2015 se realizó una encuesta a trabajadores de estados unidos y más de la mitad de los encuestados dijo que no sabía lo que se esperaba de ellos en el trabajo.

Se claro en decir lo que esperas de tu equipo para evitar problemas por falta de claridad en las instrucciones.

Empatiza

El ser humano es social por naturaleza.

Empatiza con tu equipo más allá de lo estrictamente profesional.

En lo profesional, somos transaccionales… es decir, normalmente interactuamos con otros porque necesitamos algo de ellos.

Comprueba como le va a tu equipo más allá de lo transaccional.

Si empatizas con los miembros de tu equipo y tienen la confianza para expresarse más allá de lo profesional, sabiendo si tienen algún problema personal o familiar que pueda afectar a su desempeño y rendimiento, podrás saber que factores externos afectan a su productividad y podrás adaptar mejor sus tareas y responsabilidades, sabiendo si los estas sobrecargando.

Fomenta la conciliación

No nos engañemos. El mayor beneficio que aporta el teletrabajo es el de disponer de una mayor conciliación entre lo personal y lo profesional.

Demuestra a tu equipo que verdaderamente respetas esa conciliación y equilibrio.

No pidas cosas fuera del horario de trabajo

No envíes o contestes correos fuera del horario de trabajo.

Quizá lo hagas con la idea de que ya contestarán mañana, pero la otra persona puede ser que se sienta abrumada y crea que debe contestar o hacer lo que se pide en ese momento para evitar que pienses que no está trabajando.

2 comentarios en “Cómo no volverte loco teletrabajando

  1. Angeles

    Buenas pautas para no volvernos “LOCOS ”

    Felices Fiestas

    1. Me alegro de que te hayan gustado Ángeles.

      Felices fiestas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .