Es típico que cuando una persona se interesa por mejorar su productividad, lo primero haga, sea ponerse a buscar una app o servicio de gestión de tareas, hasta aquí nada raro, y es absolutamente normal. De hecho, es el error que cometen la mayoría de personas que se introducen en el mundo de la productividad. Se centran en la herramienta, en la aplicación dejando de lado los hábitos y rutinas, siendo estos lo primero que hay que adquirir.

Hay quien decide que en lugar de llevar su sistema de productividad en un formato digital, quiere llevar sus tareas en sistema analógico, es decir con papel y boli de toda la vida. Es la mejor decisión que alguien que se introduce en la productividad puede tomar.

El hecho de utilizar un sistema analógico, hace que quien lo usa, pueda desarrollar unos buenos hábitos y rutinas productivos de base, sin que un software interfiera y por tanto sin que el flujo de trabajo de ninguna aplicación pueda desvirtuar.

Aplicaciones para gestión de tareas y proyectos hay muchas, unas más buenas que otras. La gran mayoría de aplicaciones de gestión de tareas, no tienen una configuración específica para GTD®, todo y eso se pueden configurar perfectamente para seguir la metodología con unos sencillos pasos.

No obstante, siempre he creído que las aplicaciones que no están especialmente pensadas para un propósito concreto, acaban por robarnos más tiempo del que deberían, ya que requieren por nuestra parte, de un pequeño esfuerzo en adaptar la aplicación al método, y posteriormente de otro esfuerzo por nuestra parte en el mantenimiento del sistema para que este no se desvirtúe.

En mi larga trayectoria dentro de la productividad, he probado y utilizado muchísimas aplicaciones y herramientas. Desde gestores de tareas generalistas a gestores de tares específicos.

En cuanto a la metodología GTD®, hay cientos de aplicaciones y servicios teóricamente preparados o adaptados para llevarla a cabo sin problemas. Por contra, cuando las pruebas, ves que simplemente llevan la etiqueta de GTD® compatible, por puro marketing, porque viste, porque sus desarrolladores saben que GTD®, tiene mucho tirón y quieren aprovecharlo, pero a la hora de la verdad, la aplicación no cumple.

Dentro del campo de las aplicaciones desarrolladas con GTD® en mente, yo he elegido Nirvana para GTD®.

¿Por qué Nirvana para GTD?

Nirvana para GTD®, es de las pocas aplicaciones que he visto que cumplen con el método bastante fielmente.

Para empezar, Nirvana para GTD®, tiene uno de los elementos más importantes de la metodología GTD®, el Inbox, o Bandeja de Entrada.

Tal y cómo has visto en la página de los cinco pasos de GTD® (y si todavía no lo has visto te recomiendo que lo hagas haciendo clic aquí), la bandeja de entrada, juega uno de los papeles más importantes de la metodología y es precisamente con ella con la que tienes que empezar el método.

Nirvana para GTD®, te mostrará en todo momento una ayuda contextual, con información sobre la lista en la que te encuentras, para que sirve, cómo tienes que proceder con ella y las teclas para añadir elementos.

Para mostrar u ocultar la ayuda contextual, tienes que pulsar la combinación de teclas Shift+H

La ayuda contextual, tan solo está disponible en inglés. Puedes ayudarte de un navegador como Google Chrome para traducir el contenido.

Nirvana para GTD®, también incluye las típicas listas de cualquier sistema GTD®:

• Próximas Acciones (Next)

• En espera (Waiting)

• Agenda (Scheduled)

• Algún día / Tal vez (Someday)

• Proyectos (Projects)

Pero aquí, Nirvana para GTD®, tiene una funcionalidad que no todas las aplicaciones de GTD® tienen, y son las listas de referencia.

Si has leido el libro o los libros de David Allen sobre Getting Things Done®, sabras que el sistema GTD®, se basa en unas listas determinadas para separar las tareas, y en una lista o listas de material de referencia o consulta. Estas listas de material de referencia o consulta, contienen información complementaria y necesaria para llevar a cabo nuestras tareas y proyectos.

Nirvana para GTD®, incluye la función Referencia (Reference), que nos permite crear listas de material de referencia para que tengamos la información que necesitamos a mano y sin salir de la aplicación.

Lo mejor de todo es que Nirvana para GTD®, nos permite convertir cualquier tarea o proyecto en lista de referencia o elemento de una lista de referencia, y a la inversa, cualquier lista de referencia se puede convertir en Proyecto y cualquier elemento de una lista de referencia se puede convertir en tarea o proyecto.

Una función muy buena que podemos aprovechar de las listas de referencia, es la de crear plantillas. Podemos crear plantillas de proyectos cómo listas de referencia y posteriormente convertirlas en proyectos activos con un solo clic.

Nirvana para GTD®, también tiene implementadas de forma totalmente nativa, otras funcionalidades de la metodología Getting Things Done® cómo son la posibilidad de separar nuestras Tareas, Proyectos, Contextos y listas de Referencia por Área de Responsabilidad. Nirvana para GTD® Premium, nos permite crear tantas Áreas de Responsabilidad cómo necesitemos.

Otros requisitos importantes para poder aplicar la metodología GTD® de forma correcta, son los de poder aplicar los conceptos de Tiempo y Energía a nuestras Próximas Acciones.

Nirvana para GTD®, permite configurar estos parámetros (Tiempo y Energía) en las tareas, para poder filtrarlas mejor y por tanto ayudarnos mejor a decidir cual es nuestra Próxima Acción.

GTD® sin Contextos, no es GTD®, así que Nirvana para GTD®, también nos permite gestionar nuestros contextos para poder filtrar y elegir mejor la próxima acción en base al contexto que nos encontramos. Recuerda que un contexto es un requerimiento concreto para poder desarrollar una acción, este requerimiento, puede ser una persona, herramienta, lugar o cosa necesario o que nos ayude a completar una tarea o grupo de tareas.

Cómo puedes ver, Nirvana para GTD®, es una de las aplicaciones más completas que existen para ayudarte a implementar la metodología y la apuesta por Nirvana para GTD®, será una buena elección.

Yo utilizo Nirvana para GTD®, ¿tu que vas a utilizar?

Recuerda que puedes adquirir Nirvana para GTD® con un 20% de descuento en la suscripción anual utilizando el código Josep20