Formación y Consultoría Asana

La gestión del trabajo en equipo nunca había sido tan fácil de controlar y gestionar gracias a Asana.

Cuando se trata de gestión de proyectos y trabajo colaborativo, Asana es mi herramienta de cabecera.

Ya sea que tu equipo se encuentre localizado en el mismo edificio que tú, o a miles de kilómetros, con Asana podrás crear tareas y proyectos, asignarlos a los miembros de tu equipo, y controlar quién está haciendo que, para evitar duplicar el trabajo, o que no se esté haciendo el trabajo.
Si estas pensando en utilizar Asana para administrar tus proyectos, o si ya lo estás utilizando, pero crees que no lo estás aprovechando al máximo, y te gustaría que alguien con más conocimiento y experiencia con la herramienta te ayude y asesore para configurar tus equipos y proyectos de la manera más efectiva, estas en el sitio correcto. Si quieres pasar menos tiempo preocupándote por el funcionamiento y la configuración de la herramienta, y deseas pasar mas tiempo administrando el trabajo, enfocarte en lo más importante y hacer lo que verdaderamente importa para hacer crecer tu negocio, hablemos y te mostraré como usar Asana para potenciar tu negocio.

¿Quieres obtener mejor rendimiento de Asana?

Cuando la gente contacta conmigo en referencia a Asana y al uso que le están dando, hay un comentario que, en mayor o menor medida, se repite en todos los casos.

He empezado a utilizar Asana, pero realmente no le estoy sacando todo el provecho que debería. Sé que se puede hacer mucho más, pero no tengo tiempo de buscar, experimentar y aprender todo por mi cuenta, además esta falta de conocimiento y experiencia con Asana, hará que la implementación de la herramienta en mi equipo fracase estrepitosamente.

He intentado implementar Asana en mi equipo, pero al no disponer de los conocimientos necesarios para poder transmitir las funcionalidades y características con determinación y seguridad, el equipo ha terminado por no adoptar la solución y seguimos trabajando como antes. El Email, Whatsapp y Excel dominan nuestro día a día. No se en que trabaja mi equipo y no estamos avanzando hacia las metas y objetivos propuestos. Se nos escapan cosas y trabajamos en cosas que ya han hecho otras personas.

Hace tiempo que intentamos utilizar Asana en la empresa. Contratamos un plan de pago y al principio todo iba bien, pero al final la gente volvió a los viejos sistemas de gestión por falta de conocimiento y liderazgo en la implementación. Tuvimos que cancelar el plan de pago y al final hemos vuelto a trabajar a la “antigua”. Decenas de correos electrónicos para hablar o comentar sobre un tema en concreto. Gestión de las tareas y proyectos con Excel, con lo cual no podemos hacer un buen seguimiento de los avances y no tenemos el detalle de en que está trabajando la gente.

¿Qué podemos hacer juntos?

Optimizar tu cuenta: Independientemente de que ya hayas empezado a preparar y configurar Asana por tu cuenta o por el contrario, si todavía no has comenzado a hacer nada, revisaremos y optimizaremos la estructura de tu equipo o equipos para adaptarlos a Asana. Crearemos una estructura de Equipo > Proyecto > Tarea, para asegurarnos de que todo esté bien organizado y que sea fácil de administrar.Potenciaremos el uso de Asana: Exploraremos juntos las características que te has perdido, desconoces o no sabes como utilizar de forma eficiente. Hablaremos sobre las mejores prácticas que te ayudarán a sacar más provecho de Asana en tu día a día.

Formaremos a tu equipo o equipos: La adopción de una nueva herramienta y el éxito en su implementación, depende en parte del grado de conocimiento e implicación que tengan los miembros o usuarios de la plataforma. Si tu equipo o equipos no saben utilizar Asana de forma eficiente, lo más probable es que la implementación sea un fracaso, porque si no ven los beneficios que la herramienta les puede aportar, desistirán de su utilización y todo quedará en saco roto. La formación y capacitación de tus equipos es vital para que la implementación de Asana en tu compañía sea un éxito.

Agilizar procesos y establecer flujos de trabajo: Evaluaremos juntos los procesos clave en cada equipo o departamento, y los convertiremos en flujos de trabajo tangibles en Asana.

¿Porqué te puedo ayudar con Asana?

√ Soy Asana Certified Pro
Soy Certificado por Asana como Asana Certified Pro , he realizado con éxito los distintos cursos, exámenes y pruebas de capacitación requeridos por Asana para garantizar que puedo ayudar a sus clientes a adoptar e implementar Asana con éxito en sus organizaciones, equipos y departamentos.

√ Conozco y trabajo con Asana desde el año 2012
A lo largo de todo este tiempo he utilizado Asana en diferentes organizaciones para las que he trabajado, con el fin de gestionar mis tareas y proyectos, o el trabajo colaborativo en equipo entre distintos departamentos.

√ Utilizo Asana a diario
Entre otras, he implantado Asana en la organización para la que trabajo actualmente, y he formado a varios equipos. He ayudado a otros departamentos de la organización a implementar Asana y he formado a sus equipos. He desarrollado flujos de trabajo adaptados a cada escenario de trabajo requerido.

√ No tienes tiempo, y lo sabes
Te gustaría hacerlo por ti mismo, pero no tienes el tiempo y la paciencia suficientes y prefieres ahorrarte el camino y el aprendizaje autodidacta para evitar errores y malos hábitos. Tu y tu equipo ahorrareis tiempo y acelerareis vuestro aprendizaje. En poco tiempo estaréis utilizando Asana como verdaderos profesionales, a la vez que exprimiréis sus características y capacidades.

√ Tengo contacto directo con los equipos de Asana
En caso necesario, como/Asana Certified Pro/, dispongo de canales de comunicación directos con los distintos equipos de Asana.

√ No te voy a vender lo que no necesites
A no ser que realmente lo necesites, no hace falta contratar un plan de pago en Asana. Estoy aquí para ayudarte, y eso comporta asesorarte también con los diferentes tipos de planes de precio existentes. Gratuito, Premium, Business, Enterprise. Mi objetivo principal, no es venderte Asana/, mi objetivo es ayudarte con Asana, para que puedas mejorar tu trabajo, el de tu equipo y departamento con nuevas formas de trabajar y colaborar. Asana es muy potente en su plan gratuito, y puedes hacer grandes cosas con Asana “Gratis” antes de pensar en pasar a un plan de pago. De este modo tu y tu equipo, podéis empezar a utilizar la Asana, sin preocuparos por el precio, y escalar en funcionalidades a medida que tú y tu equipo creáis que lo necesitáis.

Beneficios de implementar Asana en tus equipos

Estructura y Organiza tu trabajo y el de tu equipo: Cuando hayas implementado Asana en tus equipos y Asana forme parte de vuestro día a día, podrás sentir la tranquilidad de tener el trabajo organizado y repartido de forma eficiente a todos los niveles. Gerencia, Operaciones, Administración, Comercial, Atención al Cliente, Almacén… Controla y gestiona el trabajo a todos los niveles de tu organización mediante equipos y departamentos.

Claridad y sintonía: Haz que todos estén en la misma frecuencia y trabajando hacia el mismo objetivo. Asana te ofrece una forma visual de compartir tus metas y objetivos.

No mas Excel, no más Emails: Microsoft Excel® y el Email, pasarán a un segundo plano y tendrán la importancia que se merecen. Di adiós a la gestión de tareas y proyectos con Excel®, di adiós a conversaciones interminables por email para tomar decisiones o estar informado sobre algún tema. Con Asana los proyectos toman el control de la situación, y permiten que los miembros de tu organización sepan en qué proyectos y tareas deben trabajar en cada momento. Los comentarios y conversaciones referentes a proyectos y tareas quedan integrados y localizados propiamente en Asana dentro de cada proyecto y dentro de cada tarea, para que la información relevante esté dónde debe estar.

Toma más y mejores decisiones: Toma mejores decisiones y más rápido al poder ver en qué situación están los proyectos y tareas clave que harán avanzar a tus equipos hacia las metas y objetivos de la compañía.

Asigna responsabilidades: Cuando todos saben quién tiene que hacer qué y para cuando lo tiene que hacer, estás facilitando un flujo de información muy valioso para tu equipo. Todos sabrán quién es el responsable de ejecutar y terminar un proyecto o tarea y se terminarán los correos electrónicos preguntando quién se está encargando de algo y cuando hay que entregarlo. Además, al tener claros los proyectos y tareas en los que tienen que trabajar los miembros de tu equipo, evitarás los problemas típicos y las excusas del tipo: “No sabía que tenía que trabajar en eso” o “eso no es mi responsabilidad”.